Industria Alimentaria

Llevamos tiempo realizando servicios de Limpieza en la Industria Alimentaria y vendiendo productos con registro HA. Y si tienen algo en común nuestros clientes es el miedo. A los inspectores de Sanidad, a las auditorías de sus clientes o de las empresas de consultoría. La experiencia nos ha hecho afrontar estos retos desde la tranquilidad. Trabajamos para facilitar, en la parte que nos toca, la superación de cualquier inspección sin llegar al borde un ataque de nervios. 

¿Y si en vez de pensar en cómo cumplir los requisitos para superar inspecciones, pensamos en cómo trabajar bien de la manera más sencilla?

Industria Alimentaria

Marquemos el objetivo.

Si el objetivo de una empresa es pasar el examen, se extenderá el estrés entre la plantilla. Los cambios que hagan en su metodología serán impuestos por el miedo. Las cosas se hacen así y punto. En un entorno de máquinas, cambiar la programación es tan sencillo como cargar un software nuevo y dejarlo correr. Cuando entran en juego las personas, no se puede cambiar su programación, tendremos que cambiar los hábitos. Y eso es más complicado.

Cuando el objetivo es aprender y mejorar, los cambios resultarán más sencillos. Explicar al personal las novedades, el porqué de los cambios y los beneficios que vamos a obtener, hará que rápidamente se adapten y pongan en marcha las nuevas rutinas. No habrá aparecido el estrés y si llega la inspección, la afrontaremos con confianza.

Estamos en contacto permanente con la Industria Alimentaria. Desde el bar más modesto a la gran planta de procesado. Y muchos siguen planteando la limpieza como una carrera de obstáculos hacia las inspecciones o auditorías. ¿No es mejor tomarlo como una rutina más de la empresa? Diseñar un plan, compartirlo con los trabajadores, ir adaptando o cambiando procesos y revisar resultados.

Veamos un par de ejemplos.

¿Por qué utilizar dos productos diferentes para limpiezas muy parecidas? Encontrar en el almacén de limpieza demasiados envases puede llevar a confusiones y va a encarecer los costes. Un ejemplo sencillo. Un desinfectante apto para Industria Alimentaria,  con sello HA. Sirve para limpiar y desinfectar una nevera. También para fregar el suelo de las oficinas o los sanitarios. Podremos eliminar el limpiador general, tendremos mejores resultados en otras zonas de la empresa, no necesitaremos almacenar y comprar dos productos diferentes. El incremento de precio entre un producto u otro será de unos pocos céntimos de euro. Y no, no van a oler las oficinas a lejía. Los tiempos han cambiado y existen productos muy avanzados tecnológicamente con unas prestaciones inimaginables hace pocos años.

Esto mismo ocurre con el material de limpieza. Un carro bien equipado, pensado para Industria Alimentaria va a suponer una inversión. Pero evita cargar con peso, mejora la organización de las tareas reduciendo los viajes innecesarios y puede que parezca un detalle menor pero casi se eliminan los olvidos de material (sobre todo bayetas) por las instalaciones. Palos ligeros, mopas adaptadas, extensibles, microfibra, microfibra y más microfibra. Con suficiente material y de calidad, ganaremos en eficiencia. Mejoraremos los resultados y reduciremos los tiempos.

¿Por dónde empezamos?

Es cierto, esto hay que cambiarlo con la empresa funcionando a pleno rendimiento, sabiendo que la limpieza es una tarea secundaria que roba tiempo de la actividad principal. ¿Tenemos tiempo antes de la visita de los inspectores? ¿Es alta la inversión que he de acometer para adaptarme? ¿Quién puede organizar este lío?

Normalmente se busca ayuda cuando ya hay fecha para la auditoría o ha pasado la inspección marcando una revisita. Estamos acostumbrados a las prisas que supone tener la fecha marcada y por eso, buscamos la mejor manera de hacer los trabajos. Dada la urgencia, lo mejor es hacer una primera intervención con nuestro propio personal y maquinaria para poner al día las instalaciones. Estos trabajos se acompañan de las fichas técnicas de los productos y una memoria de los métodos usados.

En cuanto a la inversión. Si hay tiempo suficiente para formar a la plantilla de la empresa y organizar los trabajos, se reduce notablemente. Unas horas de asesoramiento y los productos y útiles que sean necesarios, no es lo mismo que un servicio de limpieza de varias personas.

Nuestra experiencia en Industria Alimentaria.

Nosotros te ayudamos. En &Morales nos hemos formado para poder ofrecer servicios de limpieza y productos específicos para la desinfección en Industria Alimentaria. Trabajamos en contacto con los laboratorios de las propias empresas y los encargados de producción y Seguridad Alimentaria. Entregamos las fichas técnicas de los productos a usar, nos adaptamos a los horarios de paradas en las líneas, utilizamos los generadores de vapor para reducir tiempos, etc. Sabemos que de una auditoría externa a una fábrica o local puede depender su futuro y damos lo mejor de nosotros para que nuestro cliente supere cualquier exigencia. Y donde no llegamos, contamos con la colaboración de otras empresas de confianza. Veterinarios para controlar los resultados, fumigadores, etc.

Si tienes encima una inspección y no sabes por dónde empezar, puedes hacernos una llamada. Seguro que será un buen primer paso. Y si quieres ir mejorando tu empresa para ofrecer garantías de salud a tus clientes, sin tener la presión de una auditoría inminente, estaremos encantados de colaborar contigo. Nos puedes encontrar en:

www.limpiezasymorales.com

info@limpiezasymorales.com

629007830

Si quieres investigar temas relacionados con la gestión en la Industria Alimentaria, te recomendamos que visites la web de Adalid Seguridad Alimentaria. Patricia Berruguete estará encantada de asesorarte en todo lo que necesites.

Deja un comentario