Condensación en garajes

Con los cambios bruscos de tiempo, se produce condensación en garajes subterráneos. Suele ocurrir en primavera cuando se pasa de días fríos a cálidos y húmedos. En 2018, éstas diferencias, se están produciendo más tarde.

Os contamos lo que nos está sucediendo en uno de ellos y cómo lo podemos solventar. Se trata de dos plantas de garaje, semisótano la superior y sótano la inferior. Hay una rampa que las une y en la inferior, dos curvas a la derecha (la planta tiene forma de C)

El aire, caliente y con humedad, baja por la rampa y genera la condensación en esa zona y a la vuelta. La única solución disponible es activar la extracción de los garajes. Generar una corriente de aire que evapora el agua acumulada. Pero no siempre es eficaz. Si se activan los motores en días cálidos y húmedos, en contraste con el frío del hormigón pulido, se acumulará más agua de lo que sacan los extractores. Lo ideal, sería activarlos por la noche ya que la temperatura y humedad es menor. Pero el ruido molesta.

Hablamos siempre de los pasillos. En las plazas cerradas, la puerta impide que el aire circule y seque el suelo. Se aprecia en las fotos, cómo se va eliminando la humedad del suelo pero sigue habiendo en las plazas laterales. En unos días todo habrá secado.

Las condiciones ideales para activar la ventilación son menos de 25º de temperatura y humedad relativa inferior al 70%. Superar estos parámetros es perder eficacia e incluso, dinero en electricidad.

Estos picos, independientemente de la época del año, suelen durar tres o cuatro semanas. Cuando sube la temperatura en la planta inferior, se reduce la condensación.

Humedad en garaje

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *