¿Limpiar o desinfectar?

¿Limpiar o desinfectar en un solo movimiento? Claramente, desinfectar. Las tareas de limpieza suelen considerarse tediosas y poco productivas en cualquier industria. Se les dedica menos tiempo y recursos que a la producción en si. Por eso, un buen análisis de las necesidades de limpieza y el asesoramiento de un experto, puede hacer que la limpieza sea más ágil sin perder eficacia. Cambiando productos, materiales o sistemas de trabajo se pueden conseguir mejores resultados sin aumentar la inversión de dinero o tiempo.

Un ejemplo de lo anterior puede ser Deternet Sanitizer. Es un limpiador para superficies y utillaje de uso alimentario. Cada vez que se utiliza, la superficie o herramienta tratada queda perfectamente desinfectado. Las aplicaciones son múltiples: cocinas, despachos de carne o pescado, conserveras, etc. Otros usuarios potenciales son las peluquerías, fisioterapeutas o salones de belleza. En cualquier lugar donde se quiera tener higienizada una superficie con un esfuerzo mínimo.

Deja un comentario